Qué es la tapioca y sus beneficios

La tapioca, también llamada mandioca, casabe o guacamota, es un almidón extraído directamente de la raíz de la yuca. Aunque su forma más popular es en forma de esferas o perlas, también puede encontrarse en forma de harina, fécula u hojuelas. La tapioca generalmente es de color blanco, carente de olor y con un ligero sabor dulce.

Para poder obtener la tapioca de la yuca se debe extraer el almidón del tubérculo, someterlo a un proceso artesanal en el que este se hierve y lava para posteriormente secarlo. Este procedimiento es indispensable para eliminar completamente las toxinas que se encuentran naturalmente en el alimento. El producto final resulta en una tapioca desecada de uso seguro y sin ingredientes añadidos como grasas, azúcares, sodio o conservadores. Es utilizada tanto en preparaciones de sabor dulce, como pudín, postres de leche o té de perlas de tapioca, como en preparaciones saladas como sopas y salsas, y funciona muy bien como espesante de alimentos.

Algunos de sus beneficios nutrimentales son su aporte de calorías, grasas, proteínas y fibra, y es fuente de micronutrientes como la vitamina B, vitamina C, calcio, magnesio, manganeso, fósforo, zinc, hierro y potasio.

Estos componentes naturales de la tapioca previenen la anemia, elevan las plaquetas, mejoran la circulación y la salud ósea, además de fortalecer el sistema inmune al combatir los efectos celulares de los radicales libres causantes del envejecimiento.

Por su importante contenido de fibra y consistencia viscosa, protege la mucosa gástrica del estómago y el tracto intestinal, disminuyendo procesos inflamatorios, por lo que la tapioca es un excelente alimento para favorecer la buena digestión y combatir el estreñimiento.

Puede incorporarse a la dieta como harina libre de gluten, es baja en sodio, no contiene colesterol y es de bajo riesgo para personas con alergias comunes, por lo que puede consumirse en diversas preparaciones como rellenos de pays, pasteles caseros, postres de leche, como espesante de sopas, salsa y bebidas con tapioca en perlas.

Es importante tener en cuenta que al ser un alimento compuesto casi 100% de carbohidratos y tener un índice glucémico alto, se debe consumir en cantidades moderadas y evitarla cuando los niveles de glucosa en sangre estén elevados, como es el caso de las personas con diabetes no controlada.

Por otro lado, en deportistas, la tapioca puede ser un alimento ideal para entrenar con energía o consumirse después del ejercicio para la recuperación muscular.

Dejar un comentario